RECETAS DE PAN

Receta de Panecillos de Batata y Miel

Si algo me gusta de los lunes, es la tradición que hay en esta casa de empezar la semana haciendo pan. Y aunque es una tradición que aún no se ha exportado ni a la vuelta de la esquina, no descarto que en un futuro cruce nuestras fronteras 😉 Va a ser algo parecido a las actualizaciones de la RAE. Que por mucho que no te gusten o te parezcan aberraciones, a fuerza de repetir «palabros» acaban incluyéndolos… Pues yo lo mismo. Insistiendo en que los lunes hagáis pan, lo conseguiré. Pero puedo prometer y prometo, que estos Panecillos de Batata y Miel no son ninguna aberración. Todo lo contrario. Y cuando los probéis me daréis la razón.

No es la primera vez que utilizamos batata en nuestras masas. La prueba, los panecillos de batata y romero. Por no hablar de que es uno de los ingredientes que está presente en muchos de nuestros sandwiches y salsas.

Panecillos de Batata y Miel

Panecillos de Batata y Miel

Siempre os digo que nosotras no hacemos panes complicados. Todos están al alcance de panaderos noveles. Al fin y al cabo, este blog está orientado a dar ideas rápidas y sencillas para comidas, meriendas o cenas. Y la receta de hoy también lo es.

Panecillos de Batata y Miel

Fuente: Handle The Heat

Ingredientes:

  • 120 gr de puré de batata
  • 120 ml de leche entera
  • 30 gr de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharada (tbsp) de miel
  • 300 gr de harina de fuerza (más 2 ó 3 cucharadas si fuera necesaria a la hora de amasar)
  • 1/2 cucharadita (tsp) de sal
  • 6 gr de levadura seca de panadería
  • Huevo para pintar. Sal negra

Elaboración:

  1. Preparamos el puré de batata. Yo prefiero asar la batata en el horno, hacer el puré y dejarlo escurrir toda la noche.
  2. En un bol, mezclamos bien leche, huevo batido, mantequilla fundida, la cucharada de miel y la levadura seca.
  3. Añadimos el puré de batata (siempre debe estar frío) y mezclamos de nuevo.
  4. A continuación vamos añadiendo la harina y amasamos hasta que tengamos una masa lisa y elástica.
  5. Formamos una bola con la masa. La dejamos reposar en un lugar cálido hasta que haya doblado su tamaño.
  6. Pasado el tiempo de reposo, amasamos ligeramente y dividimos en 7 partes iguales. Amasamos y formamos bolas.
  7. Forramos un molde de unos 22 cm y colocamos los panecillos. Cubrimos y dejamos reposar de nuevo hasta que aumenten su tamaño.
  8. Precalentamos el horno a 190º
  9. Pintamos con huevo batido, espolvoreamos sal negra, y horneamos a 190º durante unos 15-20 minutos, hasta que estén bien dorados y al golpear la base suene hueco. Si vemos que se doran demasiado rápido, podemos cubrirlos con papel de aluminio.
  10. Retiramos del horno. Dejamos 5 minutos dentro del molde y luego pasamos a una rejilla.
  11. Os recomiendo comerlos templados.

Se conservan perfectamente, durante 3 días.

El miércoles más. Aviso: id comprando mango.

Natalia y Gloria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.