RECETAS DE PAN

Receta de Pan de Limón y Romero

Estrenamos semana, mes (mi mes 😉 ) y molde. Sí, habéis leído bien. Porque por fin he estrenado una de mis últimas adquisiciones. El molde cerámico para pan de Emile Henry Y os puedo decir desde ahora mismo, que si no lo tenéis, os hagáis con uno en cuanto podáis. El resultado, este pan de limón y romero, con el que podréis preparar todos los sandwiches que se os ocurran.

La ventaja de hornear el pan en este tipo de moldes, o en cocotte si tenéis, es que conseguimos el punto óptimo de humedad durante el horneado sin necesidad de estar poniendo un recipiente con agua para crear vapor. De este modo obtendremos panes con una miga muy suave y una corteza crujiente.

Pan de Limón y Romero

Pan de Limón y Romero

Con esta receta casi no tendréis que amasar. Aunque os aviso que es una masa muy hidratada, por lo que os costará un poquito más trabajar con ella, pero que nadie se asuste. Si yo que soy una simple aficionada he podido, cualquiera puede hacerlo.

El molde tiene 24 cm de largo.

Pan de Limón y Romero

Fuente: Williams-Sonoma

Ingredientes:

  • 475 gr de harina panadera (y un poco más para el formado)
  • 410 ml de agua
  • 1/4 cucharadita (tsp) de levadura seca de panadería
  • 1/2 cucharadita (tsp) de sal
  • 2 cucharaditas (tsp) de romero picado
  • 2 cucharaditas (tsp) de ralladura de limón

Elaboración:

  1. En un bol, mezclamos todos los ingredientes. Vamos añadiendo agua, poco a poco, y mezclando. Cubrimos y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que veamos que en la superficie se han formado burbujas (mínimo 12 horas) Os recomiendo hacer este paso la noche anterior.
  2. A la mañana siguiente, enharinamos muy bien la encimera, y volcamos la masa. Espolvoreamos harina, trabajamos ligeramente y plegamos dos o tres veces. Como os decía, os encontraréis con una masa muy húmeda, pero con los plegados será más fácil trabajar con ella que si tuviéramos que amasar.
  3. Cubrimos y dejamos reposar 15 minutos.
  4. Trabajamos de nuevo la masa, y le damos forma, redonda o ligeramente alargada, dependiendo de cómo queramos nuestro pan.
  5. Enharinamos muy bien un paño de algodón y colocamos la masa encima. Cubrimos y dejamos reposar durante 2 horas.
  6. Precalentamos el horno a 230º
  7. 30 minutos antes, metemos el molde (o la cocotte), en el horno, sin tapa, para que se caliente.
  8. Retiramos el molde del horno, con mucho cuidado de no quemarnos, y volcamos la masa dentro. Sacudimos ligeramente para que la masa se nivele y se expanda por toda la superficie.
  9. Ponemos la tapa y horneamos durante 30 minutos.
  10. Retiramos la tapa y horneamos durante unos 20-30 minutos más, hasta que tenga una corteza dorada.
  11. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla antes de partir.

Pan de Limón y Romero

Con una miga extra suave y el aroma que habrá en vuestra cocina, será muy difícil resistirse.

Natalia y Gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.