RECETAS DE PAN

Crackers de cheddar y almendra

Buenos días,

Se acerca eso que algunos llaman «that wonderful time of the year», unos días en las que la blogosfera todo son celebraciones, verdes y rojos, y recetas festivas. Son fechas festivas y este blog no va a quedarse atrás, de manera que esta semana y la que viene nuestras propuestas van destinadas no a que sirváis un sandwich para cenar (que tampoco sería una idea descabellada), sino a que contempléis la idea de transformar los sandwiches que os propondremos en entrantes o aperitivos.

Natalia empezó el pasado lunes con un sandwich de salmón marinado increíble, y este miércoles, en lugar de salsa, yo os propongo unas galletas saladas que podréis acompañar de múltiples untables o sobre las cuales podréis poner decenas de ingredientes a modo de canapé. Son de esas recetas sencillas y que dan un juego increíble.

Para que nos queden increíbles el truco es fácil, almendra molida y cheddar de buena calidad.

Vamos a preparar estos crackers.

Crackers de cheddar y almendra

Crackers de cheddar y almendra

Ingredientes

  • 150 gramos de almendra molida
  • ¼ cucharadita (tsp) de sal
  • ¼ cucharadita (tsp) de levadura Royal
  • 200 gramos de un buen queso cheddar rallado
  • 1 ½ cucharada (tbsp) de aceite de girasol
  • 1 huevo M

Crackers de cheddar y almendra

Elaboración

  1. Precalentamos el horno a 175ºC.
  2. En un bol mezclamos bien el cheddar rallado, la almendra molida, la sal, y la levadura.
  3. En otro bol mezclamos el huevo y el aceite de girasol y batimos ligeramente.
  4. Añadimos el huevo y aceite a la mezcla de ingredientes secos e integramos bien hasta formar una bola.
  5. Ponemos nuestra masa entre dos hojas de papel de hornear y estiramos con el rodillo hasta obtener un grosor de medio centímetro aproximadamente.
  6. Cortamos con un cortador de galletas y ponemos sobre la bandeja del horno forrada con silpat o papel de horno.
  7. Horneamos durante 12 minutos.
  8. Dejamos enfriar fuera del horno sobre una rejilla.
  9. Conservamos en una lata hermética.

En este caso he utilizado un queso cheddar blanco maduro de la marca Kerrygold y el resultado ha sido estupendo, pero podéis utilizar cualquier cheddar bueno, cuanto más maduro, más sabrosas os quedarán las galletas. Tened esto en cuenta porque si es demasiado fuerte ocultará el ligero sabor a almendra que deben tener estas galletitas.

Volvemos el viernes, vestidas para celebrar la Nochebuena.

Gloria y Natalia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.