DEL MUNDO·PESCADO

Sandwich Vikingo: Arenques y Salsa Remoulade

Estoy segura de que si los vikingos volvieran (si es que alguna vez se han ido), éste sería su sandwich favorito. Pan negro, arenques, huevo cocido y salsa remoulade. Una de las combinaciones más tradicionales en los almuerzos de esas frías tierras del norte. Y tengo una fuente de información fiable 😉

Gloria y yo tenemos una caja, más conocida como la #glolijabox, que ya quisieran muchos. Es una caja viajera, que de vez en cuando toma la vía de la plata y no para hasta llegar a su destino. Una caja gourmet en la que van y vienen productos que creemos que le pueden gustar a la otra parte contratante. Y en uno de sus últimos viajes, llegó una salsa remoulade.

De origen francés, en la actualidad la salsa remoulade es conocida en cualquier rincón del planeta. La base es una mezcla de mayonesa y mostaza, a la que según los países se le añaden otros ingredientes que pueden variar según dónde se elabore. Los habituales son: pepinillos, alcaparras, anchoas, perejil y estragón. Y aunque es fácil prepararla, podemos encontrarla muy buena ya “lista par usar”.

Sandwich de Arenques y Salsa Remoulade

Sandwich de Arenques y Salsa Remoulade

¿El resultado de todos esos ingredientes de los que os hablaba al principio? Un sandwich sencillo, pero absolutamente delicioso y que hay que probar obligatoriamente.

Ingredientes:

  • Dos rebanadas de pan negro
  • salsa remoulade
  • cebolla roja
  • huevo cocido
  • arenques marinados
  • mantequilla

Elaboración:

  1. Lo primero que haremos será cocer el huevo. Partimos desde agua fría, y contamos 6 minutos una vez que el agua empiece a hervir.
  2. Untamos las rebanadas de pan con un poco de mantequilla.
  3. Colocamos rodajas de huevo cocido, los arenques marinados y un poco de salsa remoulade.
  4. Terminamos repartiendo la cebolla roja por encima.
  5. Tapamos y a comer.

Sandwich de Arenques y Salsa Remoulade

¿Quién será el primero en probarlo?

No olvidéis que el miércoles nos vemos de nuevo, y que pasamos lista.

Natalia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *