LEGUMBRES·RECETAS DE SALSAS

Receta de untable de guisantes a la menta

Buenos días.

Aquí la rebanada pacense cuidando del chiringuito mientras la rebanada astur se encuentra gastando suela en mi querido Londres como podéis ver y disfrutar en sus distintas cuentas de Instagram.

Sinceramente no quiero pensar el día en que visitemos las dos la ciudad. Creo que volveremos con bastón con las rodillas y los pies machacados. Natalia y yo cuando estamos juntas parecemos primas del griego Filípides. Es pisar la calle y no verle fin. Lo mejor de todo ello es que nuestros “gastro homenajes” en comida y cena no son más que recompensas ante los kilómetros caminados y por tanto paradas ante las que no sentimos el menor remordimiento.

Así que mientras ella y el Sr.Harina gastan suela y batería de Fitbit en la tierra de mis antepasados maternos, yo me pongo manos a la obra hoy día de fiesta para traeros un untable de guisantes que está de rechupete.

Curiosidades acerca de esta legumbre (sí, los guisantes son legumbres):

  • Hans Christian Andersen de La Princesa y el Guisante, (he aquí mi lado vikingo hablando) cuenta la historia de una joven princesa, cuya personalidad se muestra cuando su cuerpecillo puede sentir la presión de un guisante debajo de 20 colchones y 20 camas de plumas.
  • Fueron durante miles de años un alimento de subsistencia, que como el resto de las legumbres se secaban para su conservación, convirtiéndose durante el medievo en la carne de los pobres dado su alto contenido proteico.
  • Parece ser que el guisante llegó a París desde Génova. En presencia de toda la corte, el Duque de Soissons desgranó varias vainas de guisantes dándolas a probar. El tamaño y color de las bolitas sorprendió gratamente a todos los comensales hasta tal punto que el Rey Sol mandó elaborar de inmediato una receta para sus seres más allegados. El nombre que le otorgaron a esta legumbre fue “petit-pois” para diferenciarlo del guisante seco y áspero que consumía en puré el pueblo llano.

Vamos a ver cómo los preparamos hoy.

Untable de guisantes a la menta

Untable de guisantes a la menta

Ingredientes

  • Una bolsa pequeña de guisantes congelados
  • Media cebolla
  • Un diente de ajo
  • La ralladura de un limón mediano y el zumo de medio
  • Tres hojas de menta medianas
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Untable de guisantes a la menta

Elaboración

  1. Descongelamos nuestros guisantes.
  2. En una sartén caliente con un chorrito de aceite de oliva salteamos la cebolla picada en trozos pequeños.
  3. Cuando empiece a estar pochada añadimos los guisantes y el ajo picado.
  4. Retiramos al vaso de nuestra batidora.
  5. Añadimos el zumo y la ralladura del limón y un par de cucharadas soperas de aceite de oliva.
  6. Trituramos hasta obtener una pasta algo espesa.
  7. Añadimos las hojas de menta y trituramos dos o tres veces justo hasta integrar la menta, sin que nuestro untable llegue a tener textura de puré.

Podemos servir sobre unas tostadas o utilizarlo a modo de dip. Las opciones son las que vuestra imaginación decida.

Si queréis otras recetas con guisantes, las tenéis AQUÍ.

Vuelvo el viernes, mientras mi costi se recupera de su té con Elizabeth 😉

Gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *