CARNE

Receta de sandwich de pollo, tomate y pesto.

Viernes de carnaval, para todos aquellos que lo celebréis y entre los que no nos encontramos ninguna de las dos rebanadas. De hecho desde ayer ambas hemos huido a distintos lugares por motivos bien diferentes. Como habréis visto en Instagram la rebanada del norte ha cogido rumbo sur, hacia el centro de la península y se encuentra en la capi, asistiendo a unas conferencias a la vez que investigando y haciendo listado de nuevos sitios que visitar (y catar) en nuestro próximo encuentro.

Y yo, la rebanada del suroeste, ha puesto rumbo al Norte, al país de los smørrebrød, en concreto a Copenhague, donde ayer estuve disfrutando de la música de Rod Stewart y donde estos días aprovecho entre otras cosas para conocer restaurantes que sigo en Instagram y que tenía ganas de probar. No. Noma no se encuentra entre ellos. Esos lugares son para disfrutarlos con alguien que esté dispuesto/a a disfrutar cada plato, cada matiz de cada ingrediente; esos sitios necesitan algo de lo que carezco: pareja gastronómica, así que ¿alguien se apunta? 🙂

Pero volvamos a nuestro tema. Los sandwiches. El de hoy viernes es sencillo pero lleno de sabores de lo mas interesantes. Sin complicación, y milagrosamente en mi caso, con carne.

pollo pesto tomate seco

Ingredientes

pollo pesto tomate seco

Elaboración

  1. El pollo. Podéis prepararlo como más os guste, cocido y desmenuzado, a la plancha, o como hice yo, empanado con Panko y un mix de especias denominado Creole que se trae el vikingo de Londres pero que podéis sustituir por cualquier mezcla de especias picantes, las que más os gusten.
  2. Untamos nuestras rebanadas de pan con una buena capa de pesto. Insisto en que el pesto hay que hacerlo casero, nunca os lo diré suficientes veces. La diferencia en sabor es abismal.
  3. Sobre una de las rebanadas untadas de pesto ponemos los tomates secos en aceite de oliva, escurridos en la medida que más nos guste (a mi no me gusta quedarlos secos, sino que tengan algo de su aceite para darle sabor al sandwich).
  4. Sobre los tomates, el pollo, más tomates y cerramos con la rebanada restante.

Como véis es un sandwich sencillo y estupendo para tomar antes o después de una noche carnavalera, si es que os gusta disfrazaros, o simplemente delante de la tele disfrutando de maravillas como mi último descubrimiento en series, que me tiene enganchadísima: Taboo.

Buen fin de semana. Volvemos el lunes ya desde territorio patrio.

Gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.