LEGUMBRES·VEGETARIANOS/VEGANOS

Open sandwich de garbanzos y pipas

Buenos días.

Que en este blog nos gusta el sirope de arce no es un secreto. Es cierto que no hay apenas recetas que lo lleven, pero eso va a empezar a cambiar a partir de hoy. El motivo es la salsa que aglutina los ingredientes de este sandwich, a la cual, para darle un ligerísimo toque dulce, en lugar de tirar de la consabida cucharadita de miel, hemos decidido pasar directamente a «un chorrito» (atención al «-ito» por favor) de sirope de arce.

El resultado no ha podido gustarnos más, de manera que ya estamos dudando si pedirnos la nacionalidad danesa, sueca, o la canadiense. Y es que como bien sabéis, este sirope viene de la savia del arce, cuya hoja es uno de los símbolos de ese país.

Como curiosidad, os contamos que para obtener un litro de sirope se necesitan unos 40 litros de savia, que es más o menos la cantidad que produce un árbol adulto durante las cinco o seis semanas que dura la temporada de recolección. Además, hay que tener en cuenta que ésta sólo se recoge en aquellos arces con más de 25 centímetros de diámetro, lo que equivale casi a 40 años de edad, de manera que cuando os extrañéis del precio elevado que suele tener este sirope, sobre todo si conseguís haceros con un sirope de verdad, pensad en lo costoso que resulta obtenerlo.

Cojamos el bote de sirope de arce y preparemos nuestro open sandwich de hoy, el sandwich del fin de semana.

Open sandwich de garbanzos y pipas

Open sandwich de garbanzos y pipas

Ingredientes

  • Pan de molde (en este caso Oroweat Pipas)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un bote pequeño de garbanzos ya cocidos
  • Dos cucharadas (tbsp) de mayonesa
  • 1 cucharadita (tsp) colma de mostaza de Dijon
  • 1 chorrito de sirope de arce
  • Zumo de medio limón
  • Eneldo
  • Sal
  • Pipas de girasol naturales

Open sandwich de garbanzos y pipas

Elaboración

  1. Untamos nuestra rebanada con un chorrito de aceite.
  2. En un bol mezclamos la mayonesa, mostaza, el zumo del medio limón y el sirope de arce.
  3. Añadimos los garbanzos bien lavados y escurridos, sin restos del líquido que trae el bote, una pizca de sal y eneldo al gusto. Mezclamos todo bien.
  4. Con un tenedor, estripamos de manera tosca los garbanzos.
  5. Añadimos un puñadito de pipas de girasol y mezclamos todo de nuevo.
  6. Ponemos dos o tres cucharadas de nuestro relleno sobre la rebanada de pan y decoramos con perejil, pimentón dulce y otras cuantas pipas.

Buen fin de semana y hasta el próximo lunes.

Gloria y Natalia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.